Nuestro inspirador de hoy es Ricardo Fité, un viajero… en moto.

Viaja en moto desde los 25 años aunque no fue hasta los 32 que empezó a hacerlo de forma continuada.

Después de un primer verano en Marruecos en 2006 le sucederían otros a lugares como Turquía y Cabo Norte pero fue en el verano de 2011 cuando después de una serie de casualidades decidió dar el salto a los viajes de larga distancia. El viaje a Mongolia supuso el inicio de un proceso de aprendizaje que aún dura, viajando en moto cada año a destinos como: Rusia, India, Irán, Tayikistán, Siberia.

Ha escrito 2 libros.

El más reciente el año pasado 2019 - 5 veranos en moto. Tras algunas rutas por Europa, decide salir en busca de destinos más lejanos, siempre a lomos de su incombustible y romántica moto de más de veinte años. Turquía, Rusia, Irán, la carretera del Pamir y Siberia son los cinco destinos que conforman este apasionante libro de viajes en moto. Siguiendo la máxima de mezclarse con la población local, Ricardo se ve envuelto en un sinfín de situaciones que le harán reír, sufrir y pasar miedo, sensaciones que compartirá con nosotros a continuación.

Antes, en 2018 publicaba su primer libro de viajes en el que relata como un día, Ricardo vio en Internet un vídeo sobre una loca competición llamada Mongol Rally, que cruza Europa y Asia para acabar en Mongolia. Decidió participar y, para que fuera un reto mayor, lo haría con su antigua Yamaha de 250. Así inició un viaje al corazón de Asia Central y la patria de Gengis Kan. Desiertos y aventuras, pero también policías corruptos, tatuadores inmisericordes y chicas pasadas de rosca.

La Mongol Rally es una carrera digamos… peculiar. La llaman el rally de los pobres. Es un rally benéfico cuya salida tiene lugar en Klenová, un pueblo cerca de Praga (República Checa). Desde hace unos años la llegada es en Ulán Udé, una ciudad Rusa situada al lado del lago Baikal y a pocos kilómetros de Mongolia, aunque anteriormente el rally acababa en Ulán Bator, capital de Mongolia. Sin embargo la normativa del rally apenas ha cambiado. No hay asistencia, la ruta es libre, la organización facilita la salida y la llegada, no más. Se puede hacer en coche de menos de 1300 cms3 o en moto de (en teoría) 125cms3. También se aceptan vehículos que por sus características puedan ofrecer un servicio a la comunidad, por ejemplo ambulancias, camiones de bomberos e incluso autobuses.

http://noledigasalamama.com

Share | Download